Saltar al contenido

Semillas de calabaza, conoce sus beneficios

23 junio 2020

La calabaza es uno de esos alimentos que se puede comer en varias formas, y las semillas de calabaza secas siempre han sido uno de los grandes placeres de la infancia que valió la pena esperar.

Las semillas de calabaza contienen grasas saludables, proteínas y una pequeña cantidad de calorías.

También son ricas en nutrientes y se pueden integrar fácilmente como aperitivos o preparaciones de platos principales.

A continuación, conoce los principales beneficios de las semillas de calabaza:

Las semillas de calabaza mejoran la calidad del esperma

Tanto las semillas de calabaza como el aceite de semilla de calabaza protegen la salud de la próstata. El contenido de zinc ayuda a mejorar la fertilidad masculina, especialmente porque los niveles bajos de zinc están estrechamente relacionados con la calidad reducida de los espermatozoides.

Ricas en antioxidantes

Además de los minerales, las semillas de calabaza también contienen antioxidantes, incluidos los carotenoides y la vitamina E. Además de reducir la inflamación, los antioxidantes ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro y las enfermedades crónicas.

Semillas de calabaza, ricas en magnesio y otros minerales

Las semillas de calabaza son una fuente ideal de magnesio, hierro, zinc y cobre. El magnesio ayuda a mejorar el sueño y el estado de ánimo, mientras que el manganeso juega un papel importante en la producción de colágeno y garantiza una piel y huesos sanos. El hierro y el cobre están involucrados en la producción de energía, y el hierro también ayuda a transportar oxígeno a las células del cuerpo. El zinc, por otro lado, apoya la inmunidad, la salud de la piel y la visión.

Controla nivel azúcar en la sangre

Debido a que son bajos en carbohidratos y altos en proteínas, la investigación sugiere que las semillas de calabaza ayudan a proteger contra la diabetes tipo 2 y reducen complicaciones como mejorar la insulina y proteger los órganos de las consecuencias de la diabetes

Apoyan el sistema inmune

Además del zinc y el hierro, que son vitales para la función inmune, las semillas de calabaza también tienen propiedades antifúngicas y antivirales. Tampoco son un desencadenante común de alergias e intolerancias.

Contienen grasas beneficiosas

Las semillas de calabaza son una de las principales fuentes de ácidos grasos omega-3, llamados ácidos alfa-linolénicos o ALA. Sus beneficios incluyen protección contra enfermedades cardiovasculares y la lucha contra la inflamación.