Saltar al contenido

¿Por qué comprar una cafetera express? ¿Son útiles las cafeteras express?

13 diciembre 2020

Comenzar el día con un buen café es una de las mejores formas de hacerlo, y para muchas personas es indispensable una buena dosis de cafeína para poder afrontar el día con la energía suficiente. Pero que se pueda disfrutar de un buen café dependerá mucho de la forma de prepararlo, algo en lo que entra en juego la cafetera que tengas.

Una de las cafeteras más extendidas en Europa, y que también se han hecho un gran hueco en el resto del mundo, son las cafeteras express, pensadas especialmente para preparar también uno de los tipos de café más extendidos del mundo: el espresso.

Qué es una cafetera express

Se les conoce con muchos nombres: cafetera espreso, expreso, express. Se trata de un tipo de cafetera mu sencillo: calienta el agua de su compartimento y la hace pasar a base de presión por un filtro en el que se encuentra el café molido finamente. De esta forma, tras unos segundos, se consigue extraer todo el sabor y la esencia del café molido. Todo esto en cuestión de muy pocos minutos, consiguiendo así mismo poder disfrutar de un excelente café en muy poco tiempo.

Tipos de cafeteras

Las cafeteras express no son las únicas cafeteras que se pueden encontrar en el mercado. Existe una gran variedad de cafeteras distintas, algunas más conocidas que otras. Todas buscan lo mismo: preparar un excelente café. Sin embargo el resultado que se obtiene al hacer uso de cada una de ellas puede ser distinto tanto en sabor como en textura.

Cafeteras express: Calienta el agua y las pasa por el filtro con granos de café molidos finamente a base de presión, especial para el tipo de café espresso.

Cafeteras monodosis o de cápsulas: Muy fáciles de utilizar, las cafeteras de cápsulas basan su funcionamiento en colocar la cápsula y presionar un botón para que comience a preparar el café. El agua pasa por la cápsula en la cual se encuentra el café deseado. Se pueden encontrar distintas variedades de café en las cápsulas. El principal inconveniente es el precio de las cápsulas, junto con el hecho de que cada cafetera utiliza cierto sistema de cápsulas.

Cafeteras italianas o moka: Prácticas y muy sencillas. Se coloca el agua en el compartimento inferior y el café en el intermedio. La cafetera se coloca en el fuego y a través de la evaporación, el agua pasa del compartimento inferior al superior, donde se condensa tras pasar el vapor de agua por el café molido.

Cafeteras de goteo o americanas: Café casi al instante. Funcionan con un filtro donde se coloca el café que, mediante el goteo de agua caliente, se adopta el sabor. El café se almacena en un gran recipiente que lo mantiene caliente durante mucho tiempo.

Cafeteras de émbolo o francesas: Posiblemente la cafetera con el funcionamiento más sencillo de todas. Se coloca el café deseado en el recipiente, se vierte agua caliente sobre él y se mezcla. Tras unos minutos reposado, se coloca el émbolo y se presiona lentamente hasta que la malla metálica alcanza el fondo de la cafetera.

¿Por qué comprar una cafetera express? Ventajas de una cafetera express

¿Merece realmente la pena comprar una cafetera express? ¿Qué diferencia hay con una cafetera de cápsulas? Es indudable que las cafeteras de cápsulas han ganado una gran popularidad desde que aparecieron con su rapidez y facilidad de uso, sin embargo las cafeteras express toman la ventaja en algunos aspectos clave para muchas personas.

El sabor que quieres: Las cafeteras express permiten estar en todas las fases de elaboración del café, por lo que se puede preparar con el sabor y la textura que quieras, puesto que escoges tanto la marca del café como la forma de prepararlo.

Café recién molido: No cabe duda de que el sabor y el aroma del café recién molido es increíble, y es algo que no se puede conseguir con las cafeteras de cápsulas. Sin lugar a dudas uno de los puntos a tener más en cuenta.

Precio: El precio del café molido es bastante menor que el de las cápsulas, especialmente si se consume una gran cantidad de café. Si tomas café todos los días en más de una ocasión es sin duda una opción más que interesante el hacerse con una cafetera express.

Versatilidad: Hay algunos modelos de cafeteras express que no sólo ofrecen el hacer el café utilizando café molido sino que además son capaces de hacer uso de cápsulas monodosis, por lo que se puede contar con ambas opciones en una misma cafetera. Y es que hay ocasiones en las que no es posible dar con cierto sabor haciendo uso de los granos de café que sí se puede localizar en las cápsulas monodosis.

¿Cómo conseguir un buen café?

Para poder obtener un café sabroso y con cuerpo hay que tener cuidado en su preparación. ¿Cómo se prepara un buen expreso? Así puedes conseguir un espresso casi perfecto en tu cafetera:

  1. Escoge un buen café, en grano, de calidad y fresco. Mientras más reciente haya sido la fecha de tueste mejor, pues se conservará el aroma del mismo.
  2. Muele el grano a consciencia. Si es muy grueso el agua pasará demasiado rápido entre el café por lo que no se obtendrá el sabor característico de un buen expreso. Tampoco hay que molerlo muy fino, puesto que el resultado será un café amargo y seco. Molerlo durante 20-25 segundos ofrecerá la consistencia perfecta. Una vez molido el café hay que utilizar el tamper para poder comprimirlo y que quede homogéneo.
  3. Precalienta la cafetera a unos 90ºC y utiliza agua purificada. Tras colocar el café en el porta-filtro, al cabo de unos segundos comenzarán a caer las primeras gotas de la crema del café, con una textura similar a la de la miel.

De esta forma podrás obtener un café casi perfecto con sabor, aroma y consistencia. El proceso puede ser laborioso pero el resultado, sin duda, merece todo el tiempo invertido en su preparación.