Saltar al contenido

Beneficios de la harina de trigo para la salud

11 enero 2021

¿Qué es la harina de trigo?

La harina es un polvo deshidratado, abundante en almidón, que normalmente se obtiene de cereales molidos como el trigo o de raíces como la yuca. Aunque estas son las harinas más comunes, hay varios tipos de harina, como el maíz, las almendras, el coco y los garbanzos. Normalmente, cuando se llama sólo harina, se refiere a la harina de trigo. En este artículo, sólo hablaremos de la harina de trigo.

La harina de trigo tiene muchas variedades, cada una de las cuales tiene una función específica. Explicaremos más sobre los tipos y sus funciones en un tema más adelante. La harina de trigo es el ingrediente principal de muchas recetas, siendo el núcleo para hacer panes, macarrones, pasteles, gachas, tartas, panqueques y bocadillos.

El origen del trigo es muy antiguo y desconocido. Cada pueblo atribuía su apariencia a una deidad diferente: los egipcios a la diosa Isis, los hindúes a Brahma, los árabes a San Miguel y los cristianos a Dios.

Los estudios indican que la raza humana ha estado cultivando una especie de trigo (Triticum vulgare) durante al menos 6.000 años. También se encontraron granos de trigo en los depósitos de momias de Egipto, en las ruinas de viviendas a orillas del lago en Suiza y en los ladrillos de la pirámide de Dashur.

El mayor productor de harina es Alemania, seguida de Turquía y Argentina. 

Beneficios de la harina

El trigo es el segundo cereal más producido en el mundo. Para algunas personas, puede mejorar el estado de ánimo, combatir el colesterol y ayudar a la recuperación muscular.

Uno de los beneficios de este ingrediente es que produce energía rápidamente después de la ingestión. La glucosa generada por el trigo sirve como combustible para todas las funciones vitales del cuerpo, el crecimiento y la reparación de los tejidos.

Como es muy rico en carbohidratos, es decir, en glucosa, ayuda a mejorar el estado de ánimo porque hace que el cuerpo produzca serotonina. Esta hormona está relacionada con la sensación de bienestar, disminuyendo la irritación. La glucosa también ayuda a controlar el sueño.

La harina de trigo es también una gran fuente de fibra. Estas fibras ayudan al correcto funcionamiento de las funciones digestivas e intestinales. También ayuda a controlar los niveles de colesterol y glucosa en la sangre.

El trigo integral todavía tiene la capacidad de retardar la absorción de los carbohidratos (porque es rico en fibra soluble), ayudando a controlar la diabetes.

Propiedades de la harina

La harina de trigo es una gran fuente de carbohidratos. Aunque el tipo blanco es pobre en nutrientes, el tipo entero (con salvado), contiene vitaminas del complejo B, zinc y potasio. El zinc ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y el potasio en la hidratación de los tejidos del cuerpo.

Información nutricional de la harina

La harina de trigo tiene muchos carbohidratos, pocas proteínas y muy poca grasa. Por cada 100 g de este ingrediente hay 75,1g de carbohidratos; 9,8g de proteínas; 0,3g de grasa saturada; 0,2g de grasa monoinsaturada; 0,5g de grasa poliinsaturada y 0,2g de fibra dietética.

Los nutrientes de la harina son muchos. Cada 100g de este alimento contiene 17,9mg de calcio; 114,7mg de fósforo; 0,5mg de manganeso; 31mg de magnesio; 1,4g de lípidos; 1mg de hierro; 151,4mg de potasio; 0,8mg de zinc; 0,9mg de niacina; 0,3mg de tiamina (B1) y 0,7 de sodio.

Los efectos secundarios de la harina

Según estudios recientes, el consumo de este alimento está relacionado con la falta de control del apetito (compulsión alimentaria), el desequilibrio en las tasas de azúcar en la sangre, el aumento de peso, los cambios de pH, el aumento de los procesos inflamatorios, las alergias, las erupciones cutáneas, la pérdida de cabello, el olvido, el dolor de cabeza, la pérdida de masa ósea, la no absorción de nutrientes y el aumento de las tasas de colesterol malo.

Normalmente, la harina de trigo ataca principalmente al intestino, generando inflamaciones que, con su ingestión continuada, provocan agujeros en la pared de este órgano, dejándolo permeable. Estos agujeros dejan el paso libre para las sustancias que no deben ser absorbidas por la sangre. De esta manera, los virus y las bacterias pueden caminar y propagarse libremente por todo el cuerpo, causando infecciones y alergias generalizadas.

¿Comer harina engorda?

Como cualquier otro alimento, la harina puede engordar. Sin embargo, no es la harina la que engorda, sino la cantidad ingerida de este alimento. Si se consume con moderación, no habrá problemas con el equilibrio. Todo se trata de equilibrio.