Saltar al contenido

6 Beneficios de los melocotones para la salud

23 diciembre 2020

¿Qué es el melocotón?

El melocotón (Prunus Persica), aunque se puede encontrar todo el año, es una fruta típica del verano, abundante durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, por lo que en esta época los precios serán más baratos.

Procedente de China, es una fruta muy popular en todo el mundo no sólo por su sabor suave, sino también por sus propiedades nutricionales, ya que es rica en calcio y potasio.

La cáscara, que es delgada y aterciopelada, concentra la mayor parte de la fibra y los nutrientes del melocotón. Por lo tanto, se sugiere no pelarlo antes de comer, sino que el lavado sea adecuado antes de la ingestión.

Propiedades del melocotón

Esta fruta tiene altos niveles de antioxidantes y se sabe que fortalece el sistema inmunológico, dada la abundancia de vitaminas del complejo A, C y B. Además, está muy indicado para las personas que quieren perder peso, ya que actúa como un diurético natural.

Cabe mencionar que las frutas con alto nivel de agua en su composición promueven una mayor saciedad. Así, el melocotón combina su alto contenido de agua con un sabor dulce y proporciona una sensación de satisfacción aún mayor poco después de ser consumido.

Beneficios del melocotón

Melocotones
  • Control de la diabetes

Algunos tipos de antioxidantes son aliados importantes en el control de la diabetes y la obesidad, como los fitoquímicos, presentes en los melocotones.

  • Prevención del cáncer y otras enfermedades crónicas

Los estudios han demostrado que el alto contenido de antioxidantes de esta fruta ayuda a combatir la formación de radicales libres que pueden desencadenar algunos tipos de cáncer. Hay dos tipos de antioxidantes que se encuentran en la cáscara y la pulpa del melocotón: los ácidos clorogénico y neoclorogénico. Funcionan como inhibidores de radicales libres, que pueden favorecer otras enfermedades crónicas, como el Alzheimer, por ejemplo.

  • La salud de los ojos

El melocotón contiene betacaroteno, un compuesto que aparece en recientes investigaciones asociadas con la reducción de la catarata, una enfermedad de los ojos. Además, los estudios han indicado que el consumo de al menos tres porciones de fruta fresca al día puede reducir al mínimo los riesgos de degeneración macular relacionada con la edad.

  • Pérdida de peso

Como el melocotón tiene pocas calorías, casi ninguna grasa y una cantidad significativa de agua en su composición, se ha convertido en un gran aliado en la pérdida de peso.

  • Huesos y dientes sanos

Se sabe que el fósforo y el calcio ayudan a que los dientes y los huesos sean más fuertes. Como los melocotones contienen estos dos minerales, también es un gran preventivo contra enfermedades como la descalcificación.

Vale la pena añadir que los minerales que se encuentran en los melocotones, como el hierro y el flúor, son beneficiosos para prevenir las caries y otros trastornos dentales.

  • Ayuda en el estreñimiento

Uno de los beneficios del melocotón es ayudar al intestino a funcionar correctamente debido a sus propiedades laxantes. En el cuerpo, necesita una gran cantidad de fibra y agua para que el sistema digestivo funcione normalmente, y esta fruta es rica en ambas.

Jarabe de melocotón

El jarabe de melocotón no se recomienda para los diabéticos con el fin de añadir azúcar en su composición. Sin embargo, la fruta contiene un bajo índice glucémico que, sumado a las vitaminas y minerales que contiene, es muy beneficioso para el control de la diabetes.

Para preparar esta receta deberías reservar:

  • 1 kg de melocotón;
  • ½ kg de azúcar;
  • Un litro de agua.

El primer paso es lavar el melocotón bajo el agua corriente. Entonces córtalas por la mitad y quita la piedra. Pele y coloque el azúcar y el agua en una cacerola.

Déjalo hervir durante unos cinco minutos. Luego pon los melocotones a cocer en el jarabe por un máximo de 30 minutos. Deben estar cocidos y firmes al mismo tiempo.

Limpia el vaso y pon los melocotones en el jarabe.

El cultivo de melocotones

Recogida de melocotones

El melocotonero, un árbol de la familia de las rosas y puede alcanzar hasta 8 metros de altura.

Las fosas deben tener 60 centímetros de largo y deben ser esterificados y fertilizados antes de plantar. El lugar a elegir debe ser donde la temperatura en verano sea alta durante el día y suave por la noche, además de buena intensidad de luz, poco viento y buen suministro de agua.

La plantación debe estar alineada a nivel o suavemente en desnivel, ya que esto puede aportar beneficios cuando se riega y/o se infiltra el agua de lluvia. Antes de cultivar, para evitar la erosión, levante un león de 20 centímetros de altura.

Se sugiere que las plántulas tienen de tres a cuatro brotes primarios y con el brote principal sin signos de arrugas y con brotes maduros. El brote principal debe estar entre 10 y 30 mm a 20 cm del vástago.

La poda debe hacerse en el mes de junio en las regiones más cálidas y a finales de junio, principios de julio en las regiones más frías.

La cosecha puede hacerse en cestas o cajas de plástico tan pronto como la piel del melocotón cambia su color a amarillo claro.

¿El melocotón ayuda a engordar?

El melocotón tiene un valor calórico muy bajo y, al ser un diurético natural, es una de las frutas más recomendadas por el nutricionista. Puede incluirse en varias recetas, sin embargo, para disfrutar de todos sus beneficios, se sugiere comerlo crudo o incorporado a las ensaladas de frutas.

Esta fruta engorda si se consume en exceso, además de azúcar o crema y leche condensada. En resumen, los melocotones no engordan, pero hay que prestar atención a la forma en que se comen.

¿Cómo comer melocotones?

Los melocotones también se pueden comer de muchas maneras:

  • En vitaminas: las vitaminas se vuelven más apetitosas con una cáscara de melocotón, especialmente por la mañana.
  • Picado: se pueden añadir a varios cereales y otras mezclas, como granola y gachas de trigo.
  • Panes, pasteles y tartas: ya sean verdes o maduros, los melocotones son siempre una gran cubierta para los pasteles y tartas.
  • Gelatina: si tienes muchas frutas, pueden ser grandes opciones para cocinar y transformarse en gelatina.
  • Guarnición de carne: los melocotones se combinan con varios tipos de carnes a la parrilla y pueden acompañar al cerdo, al pollo o a la carne.
Melocotones en conserva